General

Una universidad australiana dice que un estudio sobre los uigures chinos infringió su código ético


Un guardia en una torre de vigilancia de la prisión de Kashgar en Kashgar, Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China, 3 de mayo de 2021. REUTERS/Thomas Peter

Por Kirsty Needham

SÍDNEY, 15 sep (Reuters) – Una universidad australiana dijo el miércoles que ha pedido a la editorial de revistas Wiley Online Library que se retracte de un estudio de investigación realizado por un antiguo miembro de la institución que colabora en el desarrollo del software de reconocimiento facial chino para identificar mejor a individuos de la etnia uigur.

La Universidad de Curtin dijo que el estudio publicado por el académico Wanquan Liu y sus coautores en universidades chinas en 2018 se llevó a cabo sin su conocimiento, lo cual habría violado su código ético según la institución.

«El académico debería haber procurado obtener la aprobación ética», dijo la universidad en una declaración a Reuters en respuesta a una solicitud de comentarios sobre el resultado de su investigación interna sobre el asunto.

Liu no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios por correo electrónico.

Wiley expresó su preocupación a sus lectores en septiembre de 2020 sobre los datos contenidos en el estudio, y dijo el miércoles a ABC, la emisora nacional de Australia, que estaba revisando la solicitud de Curtin para una retractación. Wiley no respondió de inmediato a una solicitud de Reuters para hacer comentarios.

Liu y sus coautores dijeron que habían recopilado un conjunto de datos de imágenes faciales reclutando a cientos de estudiantes de etnia uigur, tibetana y coreana de la Universidad Dalian Minzu de China.

El estudio, financiado por el Gobierno chino, afirma que «el reconocimiento facial tiene un gran potencial de aplicación en el control de fronteras, el control de aduanas y la seguridad pública».

El programa Four Corners de la Australian Broadcasting Corporation informó por primera vez en 2019 sobre la preocupación de que los individuos uigures no habían dado su consentimiento.

Liu trabajó en Curtin, en Australia Occidental, durante dos décadas, financiado por una beca del Consejo de Investigación Australiano, pero lo dejó para ocupar un nuevo puesto en la Universidad Sun Yat-sen de Shenzhen en mayo, según los detalles biográficos publicados en el sitio web de la universidad china.

El incidente es el último de una serie de controversias relacionadas con la investigación de perfiles étnicos chinos sobre los uigures, un grupo minoritario mayoritariamente musulmán sometido a una fuerte vigilancia por parte de las autoridades de la región occidental china de Xinjiang.

China niega todas las acusaciones de maltrato o discriminación en Xinjiang.

Otra editorial, Springer Nature, se ha retractado en las últimas dos semanas de dos artículos sobre uigures por motivos éticos.

Un portavoz de la Universidad de Curtin dijo a Reuters en una declaración enviada por correo electrónico que la investigación había sido realizada por Liu de manera informal, sin el apoyo de un contrato o documentación formal, aunque el estudio publicado reconoce que trabaja en el departamento de estudios informáticos de Curtin.

Las universidades australianas han sido objeto de escrutinio por parte del Gobierno del país por la injerencia extranjera en la colaboración internacional en materia de investigación. El Consejo Australiano de Investigación declaró en marzo que las agencias de seguridad habían aumentado el control de los proyectos financiados con sus subvenciones en las universidades del país.

(Reportaje de Kirsty Needham; edición de Simon Cameron-Moore; traducción de Darío Fernández)

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba