Economía

Reino Unido reducirá su endeudamiento, pero Johnson sigue enfrentándose al reto del gasto – IFS


FOTO DE ARCHIVO: Personas pasan por delante del Banco de Inglaterra durante la hora punta de la mañana en Londres, Reino Unido, el 29 de julio, 2021. REUTERS/Henry Nicholls/File Photo

Por David Milliken

LONDRES, 12 oct (Reuters) – El endeudamiento de Reino Unido se reducirá más rápidamente que las previsiones oficiales a medida que la economía se recupere de la pandemia del COVID-19, pero el margen de aumento del gasto para cumplir las promesas del primer ministro Boris Johnson sigue siendo limitado, según un importante grupo de expertos.

El Instituto de Estudios Fiscales (IFS por sus siglas en inglés) predijo que el endeudamiento público para el año fiscal 2021-22 se reduciría a 180.000 millones de libras (245.000 millones de dólares), todavía una de las lecturas más altas registradas, pero 54.000 millones de libras por debajo de la previsión de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR por sus siglas en inglés) del Gobierno en marzo.

El año pasado, Reino Unido se endeudó por un valor récord de 325.000 millones de libras -equivalente al 15% del producto interior bruto-, ya que el Gobierno realizó un gasto elevado en sanidad y en ayudas a los trabajadores y empresas en ERTE durante la pandemia.

El ministro de Finanzas, Rishi Sunak, presentará las nuevas previsiones presupuestarias de la OBR, junto con  los planes de gasto a más largo plazo, el 27 de octubre, cuando el Gobierno espera volver a centrarse en la «equiparación» de las zonas más pobres de Inglaterra, donde los votantes que apoyan el Brexit se inclinaron por el Partido Conservador en las elecciones de diciembre de 2019.

Sin embargo, el IFS dijo que Sunak tendría menos dinero en efectivo para jugar de lo que podría sugerir la caída del endeudamiento.

«Los efectos combinados de un gasto cada vez mayor en el Servicio Nacional de Salud y una economía más pequeña que la proyectada antes de la pandemia significan que es probable que todavía tenga poco dinero para gastar en muchos otros servicios públicos», dijo el director de IFS, Paul Johnson.

El aumento de los pagos de intereses de la deuda -debido en parte a la gran cantidad de bonos británicos ligados a la inflación- y los daños a largo plazo producidos por el COVID-19 y el Brexit significan que es probable que el endeudamiento disminuya más lentamente en los próximos años.

Sunak ya ha anunciado un aumento de los impuestos sobre las nóminas de los trabajadores y los empresarios a partir de abril y planea aumentar drásticamente el tipo impositivo sobre los beneficios de las empresas un año después.

Según el IFS, la presión fiscal aumentará hasta su nivel más alto desde al menos mediados de la década de 1950.

Los planes de gasto de Sunak apuntan a que el desembolso diario en servicios públicos aumentará una media del 3,2% en términos reales durante los próximos tres años, lo que contrasta con la década de recortes de gasto por austeridad tras la crisis financiera de 2008-09.

Sin embargo, la mayor parte de ese aumento irá destinado a un mayor gasto en sanidad, escuelas y defensa, dejando áreas como la educación superior, las prisiones y los servicios locales enfrentándose a recortes a corto plazo y a un aumento a medio plazo de menos del 1% anual.

«Esto podría ser difícil de conciliar con las promesas del Gobierno sobre la equiparación y la reforma de la atención social», dijo el IFS.

(1$ = 0,7332 libras)

(Reporte de David Milliken, edición de William Schomberg, traducido por Aida Peláez en la redacción de Gdansk)

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba