Economía

OCDE insta a reformar normas fiscales de la UE para garantizar sostenibilidad


OCDE insta a reformar normas fiscales de la UE para garantizar sostenibilidad

Bruselas, 10 sep (.).- La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) instó este viernes a evaluar las normas fiscales de la Unión Europea (UE) para garantizar mejor la sostenibilidad de las finanzas públicas y una orientación contracíclica «suficiente».

La OCDE realizó esa recomendación en un estudio económico de la eurozona publicado cuando comienza la reunión de dos días que los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea celebran en Eslovenia, donde emprenderán el debate sobre la postergada reforma de las reglas comunitarias de control del déficit y la deuda.

En la actualidad, esas normas, recogidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y consideradas demasiado complejas, exigen que el déficit público no supere el 3 % del producto interior bruto y que la deuda pública no rebase el 60 % del PIB.

En cualquier caso, permanecen suspendidas desde marzo de 2020 por la pandemia, que también retrasó el debate sobre su reforma.

En su informe, la OCDE recomienda evaluar el marco fiscal «con el objetivo de asegurar mejor unas finanzas públicas sostenibles, suficiente contraciclicalidad y una mayor apropiación» de las reglas.

También apuesta por mejorar la elaboración de las políticas presupuestarias «reforzando la implicación de las instituciones fiscales independientes, mejorando los marcos presupuestarios a medio plazo y considerando incentivos positivos».

Asimismo, insta a implementar con rapidez los planes nacionales de recuperación para llevar a cabo reformas estructurales y realizar inversiones basadas en «sólidos análisis sobre la relación entre costes y beneficios».

Además, propone evaluar «de manera rigurosa» el impacto económico del fondo europeo contra el desempleo por la pandemia (SURE) y el del fondo de recuperación, «dado que podrían proporcionar aportaciones valiosas al debate para completar la unión económica y monetaria».

De igual modo, llama a contemplar la puesta en marcha de un mecanismo común de estabilización fiscal y pone como ejemplo un seguro de desempleo para la eurozona.

La OCDE insiste en que Europa necesita mejorar su gobernanza fiscal y añade que la crisis del coronavirus plantea «nuevos desafíos» a las reglas actuales.

«A veces, las normas fiscales europeas no evitaron la política fiscal procíclica y el marco (las reglas) se ha vuelto demasiado complejo», afirma, y recuerda que la pandemia ha provocado aumentos de la deuda pública.

Señala que si bien las normas actuales tienen márgenes de flexibilidad, «un cumplimiento estricto de ellas exigiría grandes esfuerzos de consolidación en los próximos años», lo que según la OCDE podría «hacer descarrilar la recuperación».

El informe subraya que el apoyo fiscal no debería retirarse «de manera prematura», sino que debería continuar respaldando a los sectores afectados hasta que la recuperación esté «firmemente establecida».

Recalca que la política monetaria también debe seguir siendo acomodaticia «hasta que la inflación converja de forma sólida con el objetivo del Banco Central Europeo».

En el ámbito laboral, anima a los Estados miembros a reforzar los mecanismos de retención de empleo para usarlos ante crisis económicas temporales, junto con la formación, y a extender el reconocimiento transfronterizo de los títulos profesionales.

Por otro lado, resalta que el sistema bancario europeo no está aún «totalmente integrado» y que los depósitos en las entidades de la eurozona son «vulnerables» a los problemas en países individuales. Así, insta a completar la unión bancaria.

Sobre los créditos fallidos, con más de 90 días de impago o irrecuperables, advierte de que la pandemia podría provocar su aumento en los bancos de la eurozona.

En ese contexto, plantea considerar el establecimiento de una red de sociedades de gestión de activos, los conocidos como «bancos malos», para absorber su incremento.

La OCDE publicó también hoy un segundo informe, centrado en la UE, en el que advierte de que una recuperación «débil» podría «amenazar» la cohesión del club comunitario.

En cualquier caso, admite que el fondo de recuperación y el presupuesto de los Veintisiete para el periodo 2021-2027 «tienen el potencial de convertir la digitalización, la transición verde y la globalización en oportunidades para incrementar el crecimiento potencial y abordar las desigualdades regionales».

Igualmente, pide reformar la política de competencia para ajustarla a los avances tecnológicos y de la globalización.

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba