Coronavirus

La vacuna monodosis rusa Sputnik Light tiene una eficacia del 70% contra la variante delta -RDIF


FOTO DE ARCHIVO: Varios tubos de ensayo frente al logotipo de la vacuna Sputnik V contra la COVID-19 en esta imagen de ilustración tomada el 21 de mayo de 2021. REUTERS/Dado Ruvic

MOSCÚ, 13 oct (Reuters) – La vacuna rusa de una sola dosis Sputnik Light contra la COVID-19 muestra una eficacia del 70% contra la variante delta del coronavirus tres meses después de la inyección, según informó el miércoles el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés) citando al desarrollador de la vacuna.

Los datos fueron enviados por el centro de investigación médica Gamaleya al sitio web medRxiv antes de una revisión por pares y se basan en 28.000 participantes que recibieron una dosis de la Sputnik Light, en comparación con un grupo de control de 5,6 millones de individuos que no fueron vacunados, informó el RDIF.

Los datos llegan en un momento en que Rusia se enfrenta a un aumento de las infecciones y a las dudas sobre las vacunas entre su población, al tiempo que se esfuerza por competir con vacunas más consolidadas desarrolladas por las empresas Pfizer (NYSE:PFE), Moderna y AstraZeneca (LON:AZN), cada una de ellas con una producción de cientos de millones de dosis.

Países de todo el mundo están administrando o considerando la posibilidad de administrar terceras dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, o de poner vacunas de refuerzo a parte de su población, en particular a las personas inmunodeprimidas y a las de mayor edad, aunque no hay consenso entre los científicos sobre en qué medida debería administrarse.

Aplicada como refuerzo de otras vacunas, la Sputnik Light sería casi tan eficaz contra la variante delta como la vacuna insignia rusa Sputnik V de dos inyecciones, dijo en un comunicado el RDIF, que comercializa la Sputnik V a nivel internacional.

El RDIF dijo que la Sputnik Light tendría una eficacia de más del 83% contra los contagios y de más del 94% contra las hospitalizaciones.

Kirill Dmitriev, director del RDIF, dijo a Reuters que esperaba que la Sputnik Light acabe por convertirse en la principal vacuna rusa contra la COVID-19.

«Creemos que la Sputnik Light podría ser la principal vacuna dentro de un año, cuando muchas personas sólo tengan que volver a vacunarse o hayan padecido COVID y no necesiten la Sputnik V», dijo Dmitriev.

(Reportaje de Polina Nikolskaya/Andrew Osborn; redacción de Alexander Marrow; edición de Mark Trevelyan; traducción de Darío Fernández)

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba