Forex

Gráfico del día: Yen atrapado en círculo vicioso inflacionario

Como uno de los principales importadores de energía del mundo, Japón se encuentra en un círculo vicioso. Cuando los precios de la energía suben, se necesitan más yenes para pagar las importaciones de energía. Luego, cuando la moneda japonesa se devalúa, se necesita aún más para pagar la misma cantidad de importaciones de energía.

La economía japonesa lleva más de dos décadas luchando contra la deflación. La deflación se produce cuando los costos de los bienes y servicios de una economía disminuyen. Aunque esto puede parecer positivo para los consumidores, en realidad es inviable desde el punto de vista financiero. La caída de los precios hace que las empresas reduzcan sus actividades, ya que no quieren producir bienes con márgenes bajos. Esto se traduce en una caída del empleo y de los salarios.

Sin embargo, después de luchar contra la deflación, Japón se encuentra ahora bajo la amenaza de la inflación. Aunque un aumento moderado de los precios podría beneficiar a la economía – ya que la mayor rentabilidad de las empresas fomenta la expansión, lo que lleva a la creación de empleo y al aumento de los salarios – un aumento demasiado rápido de los precios mermaría el poder adquisitivo del yen, lo que reduciría el gasto de los consumidores y la inversión.

La inflación al por mayor de Japón se disparó hasta alcanzar la cifra más alta en 13 años, lo que pone en aprietos a los fabricantes, que ya sufren escasez de suministros, lo que agrava los problemas del bajo consumo interno.
Veamos cómo se traduce esto en la oferta y la demanda según los gráficos.

El dólar ha alcanzado la cima de su canal alcista frente al yen, lo que aumenta las posibilidades de un retroceso, tal y como implican los indicadores basados en el impulso. El indicador de tasa de cambio (ROC) se ha detenido en su máximo anterior, incapaz de seguir el ritmo de un pico más alto en el precio. El de fuerza relativa (RSI) alcanzó 74.84, la condición de mayor sobrecompra desde abril, y se aplanó.

Aunque hoy se ha recuperado de la primera caída en cinco sesiones, el precio está plano respecto al cierre de ayer. Además, el patrón de operación desarrolló un potencial patrón de hombre colgado. El rebote de hoy puede haber atraído a los alcistas a la expectativa de una línea recta ascendente para el precio, pero un cierre mañana por debajo del precio de apertura de hoy puede causar un apretón de cortos de pánico, preparando esa corrección a la parte inferior del canal.

JPY Daily

En el gráfico semanal, descubrimos que el dólar-yen ha subido por sexta semana consecutiva, la mayor cantidad desde diciembre de 2016, cuando las políticas de Trump en cuanto a comercio exterior tomó los mercados por sorpresa. Aquí vemos que el promedio móvil de 50 días (50-DMA) ha cruzado el de 100, dirigiéndose hacia el de 200, que ha estado proporcionando una línea de cuello para un máximo del patrón hombro-cabeza-hombro (H&S) fallido, cuyo estallido proporcionó el combustible técnico para que el par subiera un 3.5% en el rally actual.

El gráfico mensual muestra que el avance actual ha cortado la macro línea de tendencia bajista por segunda vez desde el máximo de 1990; la primera vez fue en 2015. La acción del precio se desarrolló desde entonces formando un triángulo simétrico, cuya parte superior está formada por la línea de tendencia bajista de 31 años, lo que subraya su importancia como punto de presión técnica. Dado que el triángulo es una interrupción en una tendencia alcista subyacente desde el fondo de 2011, las probabilidades están a favor de una ruptura al alza.

JPY Weekly

En resumen, mientras que en el corto plazo el USD/JPY tiene espacio para una caída correctiva, su mediano y largo plazo es alcista y está probando la tendencia bajista secular.

Estrategias de trading

Los operadores conservadores deberían esperar a que el par vuelva a caer a la parte inferior del canal ascendente y demostrar la integridad de la tendencia con la acumulación.

Los operadores moderados también esperarían a la caída, para una entrada cerca del soporte de la parte inferior del canal, si no para una confirmación adicional en el rally.

Los operadores agresivos podrían entrar en una posición corta contraria, siempre que acepten el mayor riesgo que conlleva el hecho de ganarle la partida a otros operadores. El mayor riesgo exige un plan de operación cuidadoso. Aquí están los puntos más destacados de uno:

Ejemplo de operación – Corto agresivo

Entrada: 113.60
Stop:Loss: 113.85
Riesgo: 25 pips
Objetivo: 112.60
Recompensa: 100 pips
Ratio Riesgo-Recompensa: 1:4

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba