Datos macro

Fed se acerca a la reducción de la compra de bonos en noviembre pese al flojo dato de empleo


FOTO DE ARCHIVO: El edificio de la Reserva Federal en Washington D. C., Estados Unidos, el 22 agosto de 2018. REUTERS/Chris Wattie

Por Ann Saphir

8 oct (Reuters) – La Reserva Federal puede tomar medidas para comenzar a reducir su apoyo a la economía el próximo mes pese a una fuerte desaceleración en el aumento de empleos el mes pasado, ya que el último incremento en los casos de COVID-19 en Estados Unidos alcanzó su punto máximo y comenzó a retroceder.

Aunque se sumaron solo 194.000 empleos en septiembre, según un informe del Departamento de Trabajo, las revisiones al alza de los datos de los meses previos significan que, en total, la economía ha recuperado la mitad del déficit de empleos que enfrentó en diciembre, en comparación con los niveles previos a la pandemia.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo el mes pasado que solo necesitaría ver un informe de empleos «decente» en septiembre para estar listo e iniciar la reducción de compras de activos en noviembre.

«Creo que apenas supera el obstáculo de Powell de ‘decente'», dijo Scott Anderson, economista de Bank of the West. «El anuncio de la reducción gradual de noviembre sigue siendo el camino más probable para la Fed».

Aún así, él y otros dijeron que no estaba asegurado.

«La Fed esperaba un número lo suficientemente grande como para que su decisión de comenzar el ‘tapering’ fuera fácil», dijo el economista de Northern Trust Carl Tannenbaum. «Ahora, las discusiones del 2 y 3 de noviembre pueden ser más difíciles y el mercado tendrá que lidiar con cierta incertidumbre adicional».

El banco central ha estado comprando mensualmente 120.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y papeles respaldados por hipotecas desde diciembre para contener las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus, y había prometido seguir haciéndolo hasta que haya «un progreso sustancial adicional» hacia sus objetivos de inflación del 2% y pleno empleo.

Desde entonces, el aumento de la demanda a medida que la economía se reabría ha hecho subir los precios. Y al parecer los actuales cuellos de botella de la oferta mantendrán la inflación muy por encima del 2% hasta fin de año y en 2022, sugieren pronósticos de la Fed y otros.

En el frente del mercado laboral, se está llenando una mayor parte del profundo agujero que se abrió en el mercado laboral tras los cierres por la pandemia. En diciembre, la economía de Estados Unidos enfrentaba alrededor de 10 millones de empleos menos de los que tenía antes de la crisis. A septiembre, según muestra el informe del viernes, la brecha se redujo a alrededor de 4,97 millones.

Una vez que las autoridades de la Fed comiencen a eliminar gradualmente su programa de compra de bonos, no está claro qué tan rápido pueden actuar para subir las tasas de interés desde su nivel actual cercano a cero. Los operadores de futuros de tipos de interés apuestan a que lo harán a finales de 2022.

Los funcionarios del organismo han dicho que no lo harán a menos que la economía alcance el pleno empleo, y la inflación pareciera estar en camino de mantenerse por encima del 2% durante algún tiempo.

(Reporte de Ann Saphir, Editado en Español por Manuel Farías)

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba