Visión del mercado

El foso que asegura el éxito de tus inversiones

En el siglo XIV Europa vivía en guerra.
 
Los reinos de Francia e Inglaterra se disputaban el poder mediante un conflicto armado que duró ciento dieciséis años. En ese contexto, la nobleza fortalecía sus castillos con torres de vigilancia, murallas, baluartes y fosos.
 
Estos últimos eran zanjas profundas, por lo general llenas de agua, que dificultaban el acceso a los muros y alejaban a los enemigos.
 
En el universo de las finanzas, el o es uno de los pilares de la filosofía de inversión de Warren Buffett, uno de los inversores más prestigiosos de todos los tiempos.
 
, decía el Oráculo de Omaha, uno de los apodos del gurú. En palabras simples y siguiendo la analogía, el castillo es el negocio de la compañía y el foso es su ventaja competitiva. 

Esas ventajas permiten a una compañía defenderse de los ataques de sus competidores, asegurar sus ganancias a largo plazo y conservar su posición de liderazgo en la industria. Los fosos protegen la riqueza y todo lo que esté dentro de la fortaleza.

Cuanto más amplio es el foso, más seguro es el negocio frente a las adversidades de su entorno. Por tal motivo, una compañía debe fortalecer su foso económico para persistir en el tiempo.
 
Puede ser un negocio increíble, pero a medida que pasen los años, su competencia buscará la forma de derrumbar esa ventaja competitiva que le proporciona mayores ganancias. Los competidores tratarán de innovar, generar su propia ventaja y recuperar su cuota de mercado.
 
En definitiva, una compañía puede fortalecer sus fosos económicos de distintas maneras, aunque hay dos que son las más habituales.
 
La primera tiene que ver con la ventaja de costos. Una empresa de gran tamaño suele operar con economías de escala, suelen producir más unidades de un bien o servicio a gran escala, lo que disminuye los costos de insumos. 
 
Con una ventaja de costos, la compañía puede reducir los precios de sus bienes y servicios a tal nivel, que podría destrozar el negocio de su competencia. En el caso más extremo, podría forzar a sus competidores a abandonar la industria.
 
Otra forma de fortalecer el foso económico es a través de sus activos intangibles. El fuerte reconocimiento de la marca, las patentes o los derechos de autor, permite cobrar una prima adicional por los bienes que produce o los servicios que brinda, lo que aumenta las ganancias.
 
Warren Buffett no solo se concentraba en detectar compañías con negocios extraordinarios que se negociaban en el mercado por debajo de su verdadero valor justo. Buffett también es experto en encontrar empresas con fosos económicos sólidos, que le permiten tener un alto margen de seguridad en sus inversiones a largo plazo.
 
Si bien como inversores individuales podemos detectar este tipo de acciones por nuestra cuenta, existe una manera de invertir en un conjunto de compañías con fosos económicos fuertes y valoraciones atractivas, que nos proporcionan diversificación y menos riesgo.
 
Se trata de un fondo cotizado (Exchange traded fund o ETF, por sus siglas en inglés) que replica el comportamiento del índice . Este índice está compuesto de cuarenta compañías estadounidenses con ventajas competitivas duraderas y métricas de valoración atractivas.
 
Históricamente, este índice obtuvo mayores rendimientos que el S&P500, el índice compuesto por las quinientas acciones más importantes de los Estados Unidos.

MOAT – Performance
   
Si quieres mejorar tu estrategia de inversión y seguir los consejos del Oráculo de Omaha, podrías considerar a este ETF para tu cartera. Podría ser el primer paso para comenzar a detectar este tipo de acciones, y asegurar el éxito de tus inversiones a largo plazo.
 
Recuerda que al final, gana lo simple.

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba