Noticias de Bolsa

Economía peruana crece un 42 % en el 2° trimestre sin recuperar nivel de 2019


Economía peruana crece un 42 % en el 2° trimestre sin recuperar nivel de 2019

Lima, 23 ago (EFE).- La economía peruana avanzó un 41,9 % en el segundo trimestre de 2021 en comparación con el mismo periodo de 2020, cuando se contrajo un 30,2 % debido a los impactos económicos de la crisis sanitaria, pero aún no logró llegar al nivel prepandemia al quedar aún un 0,4 % por debajo del segundo trimestre de 2019.

Según el informe publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el producto interno bruto (PIB) peruano creció entre los meses de abril y junio impulsado por el incremento en un 44,8 % de la demanda interna, sustentada por la escalada del consumo de gobierno (14,3 %) y la mayor inversión bruta fija (157,1 %).

En este periodo, todos los sectores avanzaron, a excepción del sector agricultura, ganadería, caza y silvicultura, que retrocedió un ligero 0,2 %, y con especial destaque de las actividades de alojamientos y restaurantes (423,0 %) y construcción (231,9 %).

RUIDO POLÍTICO

Por un lado, estos resultados evidencian el buen resultado de la economía peruana, que viene recuperándose a buen ritmo del desplome interanual del 11,12 % de su PIB en 2020, cuando el país interrumpió 22 años consecutivos de crecimiento económico y registró la peor caída en las últimas tres décadas.

Pero por otro lado, el crecimiento del segundo trimestre se vio rebajado por el contexto electoral que vivió el país en ese periodo, según declaró a Efe Carlos Casas, decano de Economía de la Universidad del Pacífico.

Perú celebró comicios generales en abril y, tras dos meses de una hiperpolarizada campaña electoral, la derechista Keiko Fujimori fue derrotada en el balotaje presidencial del 6 de junio frente al izquierdista Pedro Castillo, cuyo nombramiento se retrasó por más de un mes y medio debido a la batería de recursos legales en los que el fujimorismo denunció sin pruebas fehacientes un supuesto «fraude».

Aunque toda esta «incertidumbre política» jugó un papel «muy importante» en el resultado económico del segundo trimestre, Casas alertó de que los efectos se acentuarán más en la segunda mitad del año, cuando se espera que haya una ralentización del gasto en inversión y en consumo ante la desconfianza hacia el actual Gobierno.

Lo mismo había anticipado ya en junio el presidente del Banco Central de Reserva de Perú (BCRP), Julio Velarde, quien pronosticó que la recuperación sería más lenta en el segundo y tercer trimestre, luego de haber avanzado un 3,8 % en los primeros tres meses del año.

«A partir de julio, cuando se da el resultado de las elecciones y la entrada del nuevo Gobierno y los anuncios contradictorios, se enrarece el ambiente», sostuvo Casas, quien aludió al gabinete ministerial de Castillo, muy criticado por la oposición al estar conformado en su mayoría por hombres del ala dura de Perú Libre, el partido oficialista de tendencia marxista.

A pesar de haber nombrado como ministro de Economía y Finanzas (MEF) a Pedro Francke, un defensor de posturas más centradas y conciliadoras con la ortodoxia económica, Casas insistió que la coyuntura política «pasará factura», sobre todo si el Ejecutivo insiste con su propuesta de convocar a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva carta magna que sustituya la vigente.

RECUPERACIÓN EN 2022

Así, el economista pronosticó que Perú cerrará 2021 con un crecimiento económico entre el 8 y el 9 %, lo que llevaría al país a tener que esperar hasta finales de 2022 para alcanzar los niveles previos a la llegada del coronavirus.

Su proyección es más pesimista que la del Gobierno, que de momento mantiene en un 10 % el pronóstico de crecimiento, similar al 10,7 % del BCRP.

Como frenos para el gasto en inversión y consumo, Casas destacó los impactos de la devaluación de la divisa peruana frente al dólar y el repunte de la inflación.

En lo que va de 2021, el billete verde se ha mostrado imparable en Perú, donde ya acumula una escalada del 13,37 % al situarse a 4,10 soles en el mercado interbancario, aunque las expectativas macroeconómicas del BCRP estiman que el tipo de cambio cerrará este año entre 3,90 y 3,95 soles por dólar.

En paralelo, el país registró en los últimos meses un incremento de precios en todos los grandes grupos de consumo y reportó en julio una variación anual de la inflación del 3,81 %, superior al rango meta (entre 1 % y 3 %) propuesto en el marco macroeconómico multianual del Gobierno.

Sobre este fenómeno, el ministro Francke sostuvo que es temporal e insistió en repetidas ocasiones que su equipo descarta establecer políticas de control de precios.

Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba